Acaso esa lucha fue en vano?.
No logre a escapar a tiempo de aquel solsticio.

Indague sobre mi sanidad pero me crié entre lobos.
A ellos no les importo que fuese diferente.
Me vieron como tal y descubrieron bajo la luz de aquel ominoso astro, un miembro mas.

Me hundí profundamente en la locura del mercurio.
Mientras las sombras se acercaban aun mas.

Las guerras y aquellos demonios, forjaron mi envase.
Imperfecto y totalmente frágil.

Así que, decidí llevar mi vanidad hacia al punto mas remoto del valle.
Donde escondí tu cuerpo junto a los demás.
La luz del sol, abrazaba mi alma mientras *ellos* esperaban a que tropezara.
En mi conciencia una voz susurraba que debía recuperarte.

Mi cuerpo se ocupo del resto, solo de aquellos que osaron seguirme.
Entre melodías disonantes, encontraron su final.
Gritaron por su existencia y yo en silencio; los calle uno por uno.

No mas libre albedrío.
No mas contar estrellas.
No mas cadenas.

La cruz cae, mientras la noche cambia el color de mis ojos.
Los lobos se reúnen para festejar una nueva era.
Te he dicho que me han criado?.
Pues te mentí.

Siempre fui uno de ellos.
Ahora ellos se encargaran de devorar lo que resta de tu existencia.
Doblegado y contra mi voluntad.
Algún día despertare con la luz de aquella luna.
Donde aquellos que ahuyan son solo huérfanos de aquel solsticio.

Que descanses.

“Memorias de una mente inestable”.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: